Madrid




A Tito Martín



Madrid es otro invento
lugar donde se citan
canciones extranjeros
y pobres como el pan
de cada día
pero también pasados
ropa tendida en Sol
esa plaza cualquiera
donde el tiempo comienza
todo el año
a ser nuevo y perderse
sin un poco de prisa.

Madrid es un almuerzo
de oficina
domingos de paseo
museos donde burlan
la muerte quienes pueden
y monjas en los parques
donde antes las jeringas
jugaban con los niños
y putas por Montera
chocolate con churros
e inviernos como balas
de cañón con tu nombre

Madrid es tu apellido
dos de la madrugada
de un jueves santo y seña
donde nacimos varios
sin preguntar entonces
a dónde se llegaba
sin pálida promesa
de volver o marcharse
porque hay lugares
cientos
malditos y benditos
posibles pese a todo.

Como la vida misma
no importa dónde quede
Madrid o su gemela
mientras te pase cerca
y bese y te celebre
la verbena bacana
de algún final de siglo
donde el imperio arde
y usted y yo del brazo
Castellana mediante
nos perdemos discretos
hacia alguna otra vez.



m.trigo