Cien mil piedras al lago sin orillas

Cómo mostrarte, amor, todo el deshielo.
la huella de tus ojos sobre mí.

**

Práctica de olvido

Hacer como si nada, 
como si nunca nada. 
Como si fuera piedra 
en la orilla de un río 
y ya entendiera todo 
y no fuera preciso 
romper el alma, 
el duelo, 
desmoldarse.

Quedarse quietecita. 
Dejar que el viento arrase.

Un falso parasiempre 
que funcione. 

**

Nadie dice que sea
sencillísimo.

Ni siquiera barato,
fácil, justo.

Nadie quiere vendernos
ese cuento.

Qué forma de vivir.

**

Feria de Libros de Fotos de Autor


Un año más se celebra esta feria que nos permite disfrutar de materiales únicos. Del 8 al 25 de agosto.

Experiencia más que recomendable para todo el que disfrute de asomarse a otras ventanas, vidas, universos.

Este año, nueva sede: Jorge Newbery 3599.


Horarios y toda la información al respecto en su web:
http://www.fotolibrosdeautor.com/sitio/contenidod.php

Marcelo Brodsky

"De aquel día de 1967 Marcelo Brodsky recuerda con nitidez que se había llevado puesto un traje nuevo, su primer traje. Fue azaroso, porque no sabía que el fotógrafo escolar justo vendría a hacerles la tradicional toma del curso, los treinta y dos pibes de doce, trece años, de cara a la cámara y al futuro en el aula de música del Colegio Nacional de Buenos Aires. Primer año, sexta división, turno tarde se lee abreviado en el cartel que sostiene muy sonriente una compañera de entonces. Veintinueve años después, después del Proceso y de la desaparición de su mejor amigo, del intento de secuestro y del exilio, del cautiverio de su hermano en la ESMA y de su posterior traslado, después de un fallido intento por reinstalarse y de volver definitivamente, Brodsky rescató esa fotografía, la amplió, se reunió con aquellos compañeros ya cuarentones y los retrató uno por uno junto a esa imagen, y emprendió una suerte de inventario, un estado de situación a dos décadas del golpe. Cuando en octubre de 1996 se organizó en el colegio un acto por la memoria de los alumnos desaparecidos del Nacional, Brodsky exhibió una gigantografía de aquella foto sobre la que escribió, con crayones de colores, unas anotaciones vitales acerca de cada uno. Desde ese momento la imagen, que se convirtió en un icono de su trabajo artístico, fue exhibida en los principales museos del mundo, forma parte de libros de historia de la fotografía y, ahora, es parte también del patrimonio de la Tate Gallery de Londres, que se la aquerenció. Brodsky entra en los detalles, a continuación, de un largo recorrido que tendrá su continuidad el mes que viene con Tiempo de árbol, su nuevo libro".

Nota completa: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-9012-2013-07-30.html

Homo argentino by Fresán

"La vida de Rodríguez –como la de todo ser humano– está llena de argentinos. Rodríguez no cree en eso de que “Dios es argentino” pero, de ser cierto, está claro que –¿a su imagen y semejanza? ¿De verdad?– Dios hizo muchos, muchísimos argentinos. Hay argentinos en todas partes y falta menos para que alguna de esas sondas espaciales transmita mensaje sombrío desde una distancia de tantos años luz: “Hay vida inteligente en Trakh-25: son argentinos”. (...)
Porque Rodríguez es mi producto. Rodríguez no lo sabe –aunque algo sospecha: ruidos en las paredes, voces sin boca, la sensación de estar siendo constantemente observado por el más microscópico de los telescopios o el más telescópico de los microscopios– pero ha sido abducido por un argentino que ya lleva un buen tiempo en España. Un argentino que aquí imita a un español y que (cansado de su primera persona por siempre extranjera; y aunque esté nacionalizado de local y lleve más años de escritor édito en España de los que llevó en Argentina) lo ha abducido para utilizarlo como antena para transmitir los días y las noches de una crisis española que es como una loca crisis argentina.
Pero cuerda.
O algo así".
Rodrigo Fresán. 

TBBT


Kartun, el año de Salomé

"Entonces, mientras esa voz suena, vemos a Kartun pasearse en bermudas por un bosque –que después descubrimos que es también playa– donde hacha ramas, arrastra troncos, toma mate y lee a T. S. Elliot. Ese es su “sagrado estado de inutilidad” en el que emergen los procesos creativos. Es interesante verlo tan fuera de contexto, y sin embargo haciendo lo que hace tan bien: poner en palabras necesidades y situaciones bastante inenarrables como la búsqueda de la inspiración, el deseo de un lugar donde “sentir” o “contemplar una imagen interior” que luego acabará metida adentro de una obra de teatro. Además de plácidas, esas escenas de lluvias torrenciales sobre esa casa de veraneo, del dramaturgo caminando por la arena, de anotaciones en un cuadernito con lapicera de pluma mientras contempla la nada misma, vienen a escenificar parte de esa misma creación que Kartun explica una y otra vez. Como si por detrás del documental pulsaran las preguntas de todos y de siempre: ¿Qué es escribir? ¿Cómo se hace? ¿De dónde vienen las palabras? ¿Cómo hacer para escucharlas?"

Flashback: Rayuela

El Cuaderno Cultural, revista digital recomendadísima, dedica su último ejemplar al aniversario de la publicación de Rayuela. 

http://issuu.com/elcuadernocultural/docs/el_cuaderno_47_a

¿Cuándo comienza nuestra relación con un libro? ¿Dónde estábamos la primera vez que lo leímos? ¿Quién nos lo hizo llegar? ¿Cómo llegó su autor a ser un nombre propio y familiar al que hacer responsable de quién sabe qué tardes y conquistas?

La lista es infinita. Un sólo estante de esa biblioteca atesorada en mucho o poco tiempo precipita tormenta de recuerdos. Nombres, calles, cafés, ciudades, trenes, cartas, y algunos aeropuertos donde morimos muchas, muchas veces...

La vida es esa suma de páginas gastadas.  

por otro lado / vos

 A fines del año pasado Felipe Rubio se presentó en Timbre 4 con un proyecto chileno que deseaba exportar: el formato Gabinete, teatro para un espectador. El Gabinete es una caja de madera con un formato estándar en cuyo interior se desarrolla una pieza teatral cuya duración varía entre los cinco y los veinte minutos.

El dispositivo nace en 2010 al otro lado de la cordillera como un experimento del director de cine Leonardo Medel. Se trata de una apuesta que aúna muchas inquietudes creativas: por un lado, un interés específico por el laburo actoral, lograr una focalización parcial o total de la expresividad generando un primerísimo primer plano escénico que viene dado por las limitaciones del marco espacial ( 2,70 metros de largo por 1,57 de alto y 1 metro de ancho); por otro, la exploración de un espacio cerrado en el que se crea un microuniverso atemporal. Un único espectador ingresa en ese paréntesis con unas pocas frases que funcionan como nexo y/o anticipo de la experiencia. Porque de eso se trata, de compartir una experiencia que fracture el cotidiano, ya sea desde la poética elegida o desde la curiosa inquietud que provoca la intimidad física de esa percepción delimitada. Los actores están ahí, al alcance de la mano. Y la distancia que haya entre ellos y su espectador responderá no sólo a la tranquilizadora cuarta pared, si no a un mutuo compromiso donde actor y espectador comulgan en su deseo de alimentar y sostener el paréntesis de su frágil ficción.

GABINETE B. A

Puede entenderse que con tantos alicientes creativos, el experimento triunfara en Chile y superara todas las expectativas de su creador. Ya son más de cuarenta las obras realizadas en este formato y existe una Red de Gabinetes (www.reddegabinetes.cl) que está cruzando fronteras. Roma y Buenos Aires son las dos ciudades en las que esta idea está incursionando en el presente año. Acá, Felipe Rubio instaló  su Gabinete en Timbre 4 y estrenó 01. Epicentro. (Ópera Prima), obra que durante este año vieron más de trescientos espectadores.

por otro lado / vos

A partir de esta semana y hasta el 4 de agosto, el Gabinete recibe nuevos inquilinos. Se presenta por otro lado / vos, proyecto de creación colectiva que tiene su origen en un taller de construcción de personaje impartido por Claudio Tolcachir el año pasado en Timbre 4. Seis de los personajes que vieron luz en ese taller siguieron desarrollándose por iniciativa de los actores y ahora, invitados a habitar el Gabinete, se presentarán como dúos dramatúrgicos en piezas que duran doce minutos aproximadamente.

La posibilidad de que esos personajes se muestren en el dispositivo del Gabinete nace del deseo de Felipe Rubio y su equipo de trabajo en Buenos Aires de que otros actores transiten por tan peculiar experiencia. Y, como suele suceder cuando el universo conspira a favor, el elenco de por otro lado / vos, justo andaba en la busca y captura de nuevos espacios en los que presentar su trabajo, así que el desafío de tener que adaptar las distintas naturalezas de sus personajes para que pudieran coexistir fue algo que no supieron rechazar.

Como directora de lo que venía siendo una clínica de monólogos, reconozco que el proceso de adaptación dramatúrgica de estas semanas resultó extrañamente fascinante. Cuántas más dificultades aparecían, más interesante se tornaban las soluciones y, finalmente, descubrir que teníamos todas esas combinaciones posibles entre las manos pero que no las estábamos viendo - porque nadie las necesitaba - no deja de ser sorprendente. Nos obligó a reflexionar una vez más sobre las infinitas maneras de contar una historia y la importancia del punto de vista, ese lugar privilegiado que hay que aprender a ordenar y desordenar para renovarlo.

Alcanzó con unas pocas semanas sumergida en el microuniverso del Gabinete para reconocerle muchas complejidades y riquezas. Considero que no es sólo un artefacto teatral destinado a modificar, favorecer o enriquecer la relación entre la obra, el actor y el espectador, si no que también es una suerte de dispositivo inspirador para directores, actores y, casi me atrevería a decir, que para todo creador en crisis. Enfrentarse a la necesidad de darle forma artística a algo y que esa necesidad venga acordonada por toda una serie de pautas formales, espaciales, temporales etc., es lo más parecido a someterse a la estructura de un soneto y lograr que en él quede plasmado un estado del ser al que nunca supimos darle nombre.

En una ciudad como ésta, donde el teatro busca tantas veces espacios y formatos no convencionales, no cabe duda de que el Gabinete puede ser algo que llegue para quedarse, algo que nos ayude a oxigenar tanto la creatividad teatral como el rol del espectador.


por otro lado / vos
Autoría: Carolina Borghi, Silvia Daurat, Verónica Cognioul Hanicq, Maday Méndez, Fabricio Mercado, Pilar Ruiz. 
Actúan: Carolina Borghi, Silvia Daurat, Verónica Cognioul Hanicq, Maday Méndez, Fabricio Mercado, Pilar Ruiz.
Diseño de espacio: Gonzalo Velozo. 
Realización escenográfica: Fabricio Mercado. 
Asistencia de dirección: Pilar Ruiz. 
Producción: Gabinete B. A. y por otro lado / vos
Dirección: Macarena Trigo. 

Timbre 4. México 3554.

Lunes de 18 a 19h. 
Jueves de 18 a 20h. 
Viernes de 17.30 a 19.30h. 
Domingos de 17 a 18h. 

* Adhesión voluntaria. 

Villa Argüello ("Espacio de evocación a un mundo cordobés")

A menudo insistimos desde acá en la necesidad de recordar que la originalidad nace y pasa por lo más íntimo de cada uno, por cada sutileza que nos hace ser quienes somos. Cosas tan accidentales como el lugar de nacimiento, por ejemplo. Villa Argüello tiene la frescura y la intimidad de toda obra que se sabe única porque se aproxima con honestidad, humor y sencillez a varios conceptos universales: el origen, el amor, la extraña sensación de quien, por momentos, deja de sentirse en casa o la inmensidad de un mundo que finge ser el mismo en todas partes pero que no lo es. Ni por asomo.

Lograr que estos y otros muchos temas aparezcan en una obra de danza y brillen con una vitalidad donde nunca hay lugar para la melancolía o innecesarios subrayados, es uno de los muchos aciertos de los textos y la dirección de Celia Argüello Rena. Villa Argüello goza además de otra gran virtud y es que sus intérpretes y creadores se lucen en ese ideal tan difícil del bailarín que actúa o actor que baila. La precisión y el ingenio de las coreografías se mantiene en los momentos en los que aparece el texto, incluso se intensifica cuando se establecen desafíos rítmicos con las palabras, las frases y la repetición del acento cordobés que se convierte en una suerte de desafío colectivo. El humor inteligente y cálido que planea sobre toda la pieza cuenta con un pasaje inolvidable en el que la tradición de las letras de cuarteto se pone en escena con un despliegue de desparpajo y literalidad que ilumina el desmedido absurdo.

Las funciones se realizan en el salón de la Asociación Vecinal Gral. Benito Nazar, uno de esos espacios desconocidos que abren sus puertas a un proyecto artístico y se ven resignificados por el valor de la propuesta. En este caso, el salón y las sobrias decisiones de puesta en escena, generan un marco idóneo para lograr ese "espacio de evocación a un mundo cordobés" que anuncia el título de la obra.

Como público, aproximarse a toda obra que transcurre lejos de los circuitos habituales de teatro siempre es una experiencia positiva. Hay otros mundos, pero como nos recuerda Villa Argüello, están en éste. Algunos hay que recordarlos. Otros nos están esperando a la vuelta de la esquina.

Villa Argüello

Idea: Celia Argüello Rena. 
Intérpretes y creación: Pablo Castronovo, Josefina Gorostiza, Andrés Molina, Teli Ortíz, Jimena Pérez Salerno, Ollantay Rojas, Diego Rosental. 
Vestuario: Estefanía Bonessa.
Escenografía y luces: Agnese Lozupone. 
Música original: Alfonso Barbieri.
Diseño gráfico: wearepasto.com
Asistencia general: Macarena Orueta. 
Producción: Juan Pablo Gómez. 
Dirección: Celia Argüello Rena. 

Sábados 20h. 
Asociación Vecinal Gral. Benito Nazar.
Antezana 340. 

Reservas: www.alternativateatral.com

Amar lo que se hace (y viceversa)

Obligados a pensar en estos días, una vez más - y otra vez esta vez, la vez de siempre -, en las muchas razones que nos traen y nos llevan de la calle a la escena, se convierten las pocas certidumbres en todo un mecanismo digno de cubo mágico. Sortilegio en colores al que darle mil vueltas mientras afuera llueve y se nos va la luz.

¿Alcanza con empeño? ¿Con talento? ¿Con ganas y un deseo desmedido?

Se ejerce el escenario y sus desvíos como un amor cualquiera. Te mandes de cabeza, víctima de un flechazo, o le des muchas vueltas y vayas despacito, o estás hasta las manos o estás frito. Si no amás lo que hacés en ese rato - mirá que es rato largo, que no hay proceso breve y corta una función como un cuchillo - mejor echa a correr, mudá el esfuerzo, aguantate las ganas, ya irás a tropezar con otro extraño cuerpo que habilite el deseo.

Tan fácil de decir y qué complejo a veces darse cuenta. No mentirse de más ni echar de menos.
Tan fácil de explicar y qué difícil olvidar lo aprendido, no enredarse con miedos y desganas, con dudas desmedidas y fuerzas implacables que censuran las flores y la idea. No hay crítico peor que ese censor astuto que siempre va por dentro, con su traje arrugado y sus malos modales, reventando la fiesta antes de medianoche. Cada quien tiene el suyo. Su demonio. Y está bien que así sea. Se crece en las batallas contra ellos. Tienen razón de ser.

Solamente un recuerdo: todo amor, por imposible y loco que se pinte, debe ser disfrutado y compartido.

¿Nos llueven obviedades?
Quizá sí. Nadie dice que esto sirva para mucho.

Krystian Lupa

"Todas las sociedades, todas las culturas pasan por crisis que no pueden remediar. Las crisis son una forma de mutación: la humanidad tienen una misión que cumplir a través de la misión delo material a lo espiritual, hacia Dios. Los sufrimientos, las caídas dolorosas y la muerte; todo esto es necesario en el desarrollo espiritual. Tal es mi religión, poco ortodoxa. En el contexto de esta fe, soy optimista. Creo que todo lo que hacemos tiene sentido. Hace falta introducirse en las fisuras más estrechas y desarrollar el proceso de construcción del espíritu. El teatro es un medio que se presta perfectamente a este objetivo. Es, con toda evidencia, portador de la vida espiritual del hombre, y este hechizo del teatro, ha hecho que yo haya podido vivir experiencias metafísicas que me han transformado".

"Mis puestas en escena".
Del texto al espectáculo, Junta de Castilla y León, Valladolid, 2000. 

50 Rayuelas

Se cumplieron cincuenta años de la publicación de Rayuela y Claudio Zeiger nos lo recordaba así:  

(...) "O sea, si les damos alguna credibilidad a las batallas ideológicas de estos días, no cuesta tanto entender la batalla que libró Rayuela a comienzos de los años ’60, ni entender por qué eso que pasaba por humor ingenioso de juego de palabras y superioridad intelectual pour épater a la pequeño burguesía porteña, tenía un trasfondo de desolación, de humedad, de concierto de piano en sala vacía, de bebé muerto en un cuarto agobiante, de mendigos clarividentes a fuerza de vino berreta y patadas en el culo de la policía. Rayuela es la rebelión de la pieza de hotel o de pensión, mucho más sórdida y secreta que la ligereza de las pocas páginas que sostienen el mito del gran romance de andábamos sin buscarnos pero nos encontrábamos igual. Mucho más cerca del exilio de Gombrowicz que del Mayo francés". 

Nota completa: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-8948-2013-07-03.html

Fotografía: Historia, memoria y silencios.

“Somos el resultado de lo que creemos que nos pasó". Lorena Guillén Vaschetti. 

(...) "La construcción de la memoria de un individuo y de un grupo de pertenencia depende del narrador y, posteriormente, del observador o nuevo narrador. El resultado de la nueva mirada de Guillén Vaschetti sobre ese material encontrado se materializa en re-tomas de la proyección desenfocada de las diapositvas, en silencios representados por negativos que no correrán la suerte de ser positivados y en una escultura de madera, la estructura de una casa con techo a dos aguas, que busca simbolizar la angustia de sentir que la felicidad es cosa de otros".

Ver más: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-8972-2013-07-10.html

Kartun: el documental




Jueves 19h en el CCC.

Gabinete B. A. por otro lado / vos

El formato Gabinete nace en Chile en enero de 2010. Su creador, Leonardo Medel, lo define como "una caja negra inspirada en los juegos de arcade de los años 80, en donde ya no existe la protección ni uniformidad de reacción de la masa, lo que convierte la experiencia teatral de Gabinete en un suceso único y personalizado".


El Gabinete es un dispositivo teatral, una caja de 2,70 metros de largo por 1,57 de alto y 1 metro de ancho. El espectador ingresa de manera individual generándose una íntima experiencia escénica. En Chile existe una Red de Gabinetes
y ya son más de cuarenta las obras estrenadas en este formato. A lo largo del año, Roma y Buenos Aires recibieron a los primeros exportadores de la idea. A Buenos Aires llegó de mano de Felipe Rubio, quien estrenó 01. Epicentro. (Opera prima) en Timbre 4, sede del primer Gabinete porteño.

Ahora, continuando esta línea experimental, se estrena por otro lado / vos, creación colectiva que surge de un taller construcción de personaje impartido por Claudio Tolcachir en Timbre 4 en el 2012.

Los actores profundizaron durante meses sobre esas criaturas de invención propia generando un collage de voces y relatos. Uno de sus objetivos finales era la presentación del material en espacios no convencionales. Es en esa búsqueda donde aparece el Gabinete como un desafío poético al que adaptarse. El proceso deriva en tres dúos dramatúrgicos donde personajes sin aparente conexión establecen vínculos inesperados.

Nace así por otro lado / vos, proyecto que habitará el Gabinete durante tres semanas.

por otro lado / vos

Autoría: Carolina Borghi, Silvia Daurat, Verónica Cognioul Hanicq, Maday Méndez, Fabricio Mercado, Pilar Ruiz.
Actúan: Carolina Borghi, Silvia Daurat, Verónica Cognioul Hanicq, Maday Méndez, Fabricio Mercado, Pilar Ruiz.
Asistencia de dirección: Pilar Ruiz.
Diseño de espacio: Gonzalo Velozo.
Realización escenográfica: Fabricio Mercado.
Producción: Gabinete B. A. y por otro lado / vos.
Dirección: Macarena Trigo.

Timbre 4.
México 3554.

Lunes: 18 a 19h.
Jueves: 18 a 20h.
Viernes: 17.30 a 19.30h. 
Domingos: 17 a 18h. 

DURACIÓN DEL GABINETE: 12min. aprox.
* ADHESIÓN VOLUNTARIA.
Reservas: www.alternativateatral.com

* RED DE GABINETES: www.reddegabinetes.cl
* VIDEO relacionado: http://www.alternativateatral.com/video3377-red-de-gabinetes

Herzog

"No me considero un artista. Ni siquiera sé lo que es un artista. Me cuesta atenerme a una definición. El cine es un oficio, en la medida en que gano dinero. En la medida en que trabajo profesionalmente. Sé que es un trabajo profesional. Soy un verdadero profesional. Me gano la vida. No paso hambre, tengo bastante dinero para pagarme un café. Bastante dinero para pagar el alquiler. En ese aspecto, sí, puedo entender que lo que hago sea una profesión. Pero “artista” es una palabra que me cuesta mucho entender. Y eso se torna más difícil con los años en la medida en que cada vez desconfío más del arte. Sobre todo desde hace veinte años. Es muy difícil de explicar. Quisiera hablar, entre comillas, del arte moderno. Podemos comprender en qué situación está el arte observando el mercado del arte, las subastas, el mundo de las galerías. Hay algo ahí profundamente inquietante y extremadamente sospechoso. ¿Cómo pueden los “artistas” dejar que el arte sea eso en lo que se ha convertido? Asistimos a una completa distorsión de los valores. Ir a una vernissage –lo que me ha ocurrido una o dos veces en mi vida– es la experiencia más desalentadora que se pueda imaginar. Tan desalentadora que no la volveré a tener nunca. La manera en que se presenta el trabajo, el público que va a esos eventos, el mercado del arte, todo eso da náuseas. (...)


Detrás de las imágenes, detrás de la visión, detrás de la historia, detrás de la gramática de la narración y la gramática de la imagen hay algo cuya experiencia el cine puede ofrecer en muy raras ocasiones, se toca entonces una verdad más profunda. No pasa muy a menudo, pasa en poesía. Aun cuando me haya alejado un tanto de él con los años –es un poeta para los que tienen quince, dieciséis o diecisiete años–, al leer a Rimbaud se siente instantáneamente que hemos rozado algo extático. Tocamos una verdad que está detrás de las cosas. Algo que no necesitamos analizar. Lo sabemos de inmediato. Rimbaud obviamente se interesaba mucho en las iluminaciones. Pero los hechos no iluminan. Los hechos crean normas. Sólo la verdad ilumina".

Más: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-8947-2013-07-01.html