días sin dios menor

benditoseadios.


no va a servir de nada
que yo venga a explicarnos
imprudencias,
que prende a toda prisa
las luces de emergencia,
que arranquen a rezar en seis idiomas
y precipiten algo,
cualquier cosa,
para que todo siga como siempre.

no habrá modo, manera, cuento chino,
que acierte a traducirnos o a salvarnos.

se entiende poco y nada
del nuevo apocalipsis.
ni se sabe qué toca.
quién lo manda.