Días así no abundan

Días donde se siente del todo necesario
que alguien lleve el apunte de azares puntuales.
Donde no hay ni un poquito
de distancia o de tiempo desmigado.
Donde todo sos vos
y locas circunstancias imposibles.
Donde ayer y mañana la misma exacta cosa.
Capicúa.
Donde pensar, querer, sentir y ser
conjugan parecido.
Donde pasea y canta
el niño rescatado de tu olvido.
Donde el silencio logra ser lenguaje.
Donde no pides más. Y hasta te sobra.

m.trigo