Vuelve JAMÓN DEL DIABLO

Ensayo general.

La noche donde abrimos la puerta del misterio y ese universo único habitado por pocos, recibe a los turistas, al otro, al extranjero. Los que vienen a ver, a sacar fotos, y a hablar sobre nosotros como de un cuadro más colgado en el museo. "La luz está muy bien, y el espacio, esa esquina, y están todos hermosos, es genial esa entrada, el ritmo es trepidante y ese gesto que hacés y las caras que ponen y el vestuario entero... Todo aporta, es perfecto".

Esa prueba brevísima donde aparece todo lo que debe ajustarse pero también se ajustan las certezas, confirman intuiciones, se dan saltos al frente y al vacío para estar a la altura del sueño concebido. Y quizá es que la noche nos concede deseos y nos cuida a su modo, porque sabe del tiempo detenido que hubo que atravesar para hacer tan posible ese ensayo concreto, esa puerta entreabierta a una fecha de estreno tan a la vuelta ya del calendario, marcada en rojo ahora, con una larga lista de cosas aún pendientes...
Anoche hubo un ensayo. General. Donde fuimos testigos de que la vida enreda a su capricho, el tiempo trae sorpresas y nunca es lineal. Fuimos parte del sueño de una mujer distinta. Preguntamos lo mismo que otras muchas. "Mamá, ¿las otras mujeres son como yo? ¿Sueñan como yo? ¿Sienten como yo?". Nos cantaron de nuevo, como por vez primera, canciones olvidadas. Nos hicieron reír. Y admiramos de nuevo. La apuesta, la generosidad, el amor renovado volcado en personajes preciosos y precisos que tantos disfrutaron, acá, lejos, y entonces.

Señoras y señores, anoche regresamos a un recuerdo: Jamón del Diablo.

Ensayo general a una semana sólo de que ustedes lo vean y disfruten. Acaso lo recuerden porque ya visitaron el loco cabaret de los Von Puttemberg, aquel antro en el fondo de un PH en Boedo. Hará quizá diez años. ¿Pasaron por allá? ¿Los agarraron por la calle y los metieron dentro? ¿Un vecino les dijo que irían al infierno por aquello? ¿Les tocó en el sorteo el beso de Princesa? ¿Recuerdan? ¿Los recuerdan? Quizá ustedes también lo sientan como un sueño lejano. A veces nos sucede. Hay obras que reposan donde quiera que vayan a parar ciertos sueños. Obras que nos cambiaron, que nos mostraron algo en el momento exacto, prendieron una luz, nos hicieron mirar de modo diferente, entender que la vida y el teatro, podían ser distintos. Otra cosa.

Nosotros visitamos aquel antro en Boedo. Agosto 2003. Por eso ayer, anoche, compartir ese ensayo general, fue un intenso viaje por el tiempo. Porque somos los mismos pero no. Y ellos están y son. Pero distintos. Renovaron sentidos y deseos. Para hacenos mejores y felices. Igualito que entonces. Y son algunos más estos de ahora, y está multiplicándose el elenco. Ya lo van a entender. Falta muy poco para que abran sus puertas cada lunes a todo el que precise de consuelo. Y estaremos ahí, acá, con ellos, igualito que entonces, hace casi diez años, cuando tocamos ese timbre 4 que tanto cambiaría para siempre.

JAMÓN DEL DIABLO, con dirección de Claudio Tolcachir, un elenco inolvidable, unos músicos tremendos y una puesta remixada donde luces y espacio habilitan la gracia y el espanto... vuelve a estar en cartel desde el 8 de OCTUBRE.  

JAMÓN DEL DIABLO
LUNES, 21.30h
TIMBRE 4, México 3554.
Reservas: www.alternativateatral.com

Dirección: Claudio Tolcachir.

Actúan: Inés Cejas, Diego Faturos, Melisa Hermida, Tamara Kiper, Inda Lavalle, Haydeé Ortubia, Lautaro Perotti, Ana Scannapieco, Claudio Tolcachir, Ellen Wolf.

Músicos: Celeste Arias, Federico Justo, Matías Macri, Fabricio Mercado.
Diseño de vestuario: Ezequiel Galeano.
Diseño de escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez.
Diseño de luces: Dana Barber.
Asistencia de escenografía: Marion Benages.
Asistencia de dirección: Santi Marín.
Producción: Timbre4, Maxime Seugé, Jonathan Zak.