Hoy

Queriendo ver la vida como algo traducible. Una carta muy larga. Un poema muy breve. Una única canción donde entenderlo todo.

Una suma inexacta de momentos absurdos donde nada era así ni estaba bien. Pero no lo sabíamos entonces.
Queriendo ver la vida como esa foto a medias, tan borrosa, donde nadie recuerda haber estado.

O esa fiesta perdida en medio de un desierto donde sigues bailando.

Queriendo ver la vida como una buena historia, relato de un maestro, voz perfecta de un clásico amadísimo que acierta a consolarnos en párrafos perfectos.

Una larga tormenta. Con truenos a lo lejos que arrullan el desorden de los sueños.


Queriendo ver la vida como esas dos miradas que se cruzan con miedo a preguntar dónde estuviste.

Una orilla que muerde el horizonte.