Ahora que el año es daño caducado

y que ya nada duele ni maltrata,
porque a nadie le importa
y el tiempo en los relojes acentúa
las ganas de seguir pese al tictac,
es el mejor momento para enfrentar
el reto del espejo
y saltar como Alicia al otro lado,
para entender que el mundo no funciona
tan bien como en los cuentos pero qué,
igual sigue en sus trece y en su juego
y nos asume el riesgo y la costumbre
y nos deja apostar por lo que venga
con la verde esperanza
que cualquiera alimenta
a base de recuerdos, estrategias
y horizontes lejanos mentirosos
que no renuevan nunca su postura
de intactos mensajeros del ocaso.

Quién sabe qué será tanta mañana.

(feliz nueva mentira. o lo que toque).

m.trigo

by Zantleifer

polaroids


la infancia es ese parque donde no te robaron de tus padres,
las tardes de domingo con una peli antigua
donde el bueno ganaba y se iba con la chica.

la infancia es ese patio de colegio
donde tiraban piedras contra todos tus sueños
y las manos pringosas por los chicles.

la infancia es esa foto donde no reconoces
al gran hijodeputa que sigues siendo ahora.

**

cómo comprar sin culpa
una felicidad a cuota fija
cuando nunca esperaste
llegar a estos jodidos
treinta tacos
donde nadie te acusa de prodigio
mucho menos de guapa o mala madre.

cómo saber qué sueño cuando digo
que el futuro vendrá
y tendrá tus ojos,
y los de tu mujer.

cómo quedarse así,
muerta de frío,
un diciembre de más
en pleno centro.

**

quizá el secreto es ese:
hacer como si nada
con lo que no se entiende,
mirarse en el espejo
con la memoria escueta
de los peces,
levantarse vacío
de la mesa
e irse a dormir deprisa.

cómo si no
vivir.

**

m.trigo.

Leer el mundo

El Radar libros de esta semana presenta un libro en preparación: un ensayo sobre la lectura y su íntima relación con nuestras vidas que está elaborando Angela Pradelli. La idea es tan inspiradora como inabarcable. ¿Quiénes somos como lectores? ¿Qué autores nos han acompañado, iluminado, comprometido, rescatado, inspirado y tantas otras cosas? La vida como ese libro de arena borgeano. La lectura como medida del paso del tiempo.

**

"En wichí leer se dice “yah’yen” que quiere decir “mirar profundo”. Mirar profundo en el pasado para rescatar las escenas que tuvieron la lectura como centro, como eje alrededor del cual se desarrolló la experiencia. “Yah’yen” viene de la palabra “yah’hene”, que significa advertir, prevenir, avisar o instruir. ¿Hay en nuestras experiencias con la lectura ciertos indicios que pueden ser leídos como marcas que nos avisan, que nos advierten, que nos previenen, que nos marcan una determinada dirección? ¿Cuál es la relación entre nuestras experiencias con la lectura y nuestra vida, de qué modo inciden nuestras lecturas en lo que luego serán nuestras elecciones, oficios, trabajos? Yah’yin a nayij es la frase que usan los wichí para saludar a alguien que se va, es decir, traducido al español, el saludo de los wichí para despedir a alguien que se aleja es mira tu camino, lee la vida".

Nota completa: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/10-4503-2011-12-15.html

Y como ejemplo, disfruten de la colaboración de Carlos Rivas.

"La cosa en sí empieza en 1964, quizás. O 1966. Yo tenía 14. O 16. Colectivo línea 41. El Azul, decíamos. “Me tomo el Azul.” De ida al secundario hasta Belgrano y de vuelta a Munro. Todos los días. Mezclado con la carpeta negra de tres anillas, Julio Cortázar. Llevaba a Cortázar a Belgrano abajo del brazo y lo traía de vuelta, un poco más leído. Siempre sentado en el Azul (llegaba casi vacío a esa hora), con una birome roja en la mano y el sabor reciente de la tortilla de mi madre en la boca. “La salud de los enfermos.” “La señorita Cora.” “La autopista del Sur.” El Azul se iba llenando de pasajeros. Subían caras familiares desconocidas. Se mezclaban las conversaciones. Mi birome roja subrayaba fragmentos. Por la ventanilla pasaba el cruce de la Gral. Paz. Alguien hablaba en francés. ¿En el Azul? Y doblaba en una esquina de Montmartre, para agarrar Congreso. Frenadas. Subían chicas divinas con sus delantales medio metro por arriba de las rodillas. El Azul corría por los túneles de Quartier Latine. Sonaban palabras como “no somos vacas”, “chivo”, “Frondizi”, “tortuga”. Con cada línea subrayada, me sentía crecer. Gauloises, sin filtro. ¿Debo fumar, como Ricci, que ya debutó? La Señorita Cora subía todos los días en Acha y Republiquetas (hoy Crisólogo Larralde). Morocha, bajita, pollera tableada, dos piernas. Dos piernas. Capaz que iba al Pirovano. Se bajaba en Sacre Coeur, con la carterita colgando y me miraba. Yo doblaba la esquina de la hoja, áspera. (¿Por qué no usé los boletos como señaladores hasta más grande, con Borges o Balzac?) y la miraba mirarme de reojo cuando se iba caminando por Roque Pérez. Afuera lloviznaba a veces, en el Sena, y ella abría su paragüitas y corría con sus piernas torneadas de Moulin Rouge".


Seguir en: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/subnotas/4503-512-2011-12-15.html

La realidad de la poesía

"Comunicación entendida como comunión. Cómo no habría de temérsele a algo tan deseado y tan prohibido. Le temen los poetas mientras lo buscan y escriben; le teme el lector, a quien han intentado masacrar con aquello de la letra con sangre entra; le temen las clases que dominan y sus instituciones de control; y las empresas del dinero, las que regulan y administran qué libros, qué voces llegan al lector, los que optaron largamente por la marginación de la poesía y aún lo hacen, aunque escucho aquel murmullo nuevo, aquella atención hacia el bocadito que se les escapa y molesta, capaz de resistir al autoritarismo y la masacre, al nuevo orden económico y a la tentación de ser bocado digerido porque de hacerlo perdería el género, es decir, la razón de ser, la realidad de la poesía".

Diana Bellisi.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-7538-2011-12-13.html

Cosas de los retornos

Hay quien los dice eternos. Porque uno se comienza eternamente y entonces es sencillo asumirse en regreso. Sin embargo, siempre hay algo que cambia. Nunca es la luz la misma, ni el día, ni la hora, por eso de que nada se repite tampoco en el teatro de la vida.

Se regresa a la inmensa novedad de los recuerdos.
Se regresa a unas calles que supieron llevarnos por ahí.
Se regresa a unas pocas miradas, a unos cuantos abrazos, a un silencio.
Se regresa a costumbres ya olvidadas. A olores y comidas. A cierto ritmo ajeno.

No se regresa nunca a lo que ya se tuvo.
Sabina lo resume: "En Comala comprendí que al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver"...

Y es así. No se regresa nunca en realidad. Porque el espacio sigue, la incierta geografía de los mapas permanece, pero el tiempo es distinto y nosotros también hemos cambiado.

Y entonces no hay manera.

Elle me dit




Elle me dit / écris une chanson contente/ pas une chanson déprimante/ une chanson que tout le monde aime. / Elle me dit /tu deviendras milliardaire/ tu auras de quoi être fier/ ne finis pas comme ton père.



Elle me dit/ ne t’enfermes pas dans ta chambre/ vas-y secoue-toi et danse/ dis moi c’est quoi ton problème. / Elle me dit /qu’est-ce que t’as pas l’air coince/ t’es défoncé ou t'ai gay/ tu finira comme ton frère. / Elle me dit.

Elle me dit, c’est ta vie/ fais c’que tu veux, tant pis. / Un jour tu comprendras. Un jour tu t’en voudras. / Elle me dit, t’es trop nul sors un peu de ta bulle/ tu fais n’importe quoi. On dirait que t’aimes ça pourquoi tu gâches ta vie.


Elle me dit/ fais comme les autres garçons / vas taper dans un ballon/ tu deviendras populaire. / Elle me dit qu’est-ce tu fous sur internet / ca va pas bien dans ta tête / regardes le temps que tu perds.


Elle me dit/ ourquoi tu te plains tout le temps/ on dirait que t’as 8 ans/ C’est pas comme ca que tu vas m’plaire/ Elle me dit / un jour je serais plus là / mais c’est quand elle me dit ça / qu’elle me dit un truc que j’aime.


Elle me dit, c’est ta vie / fais c’que tu veux, tant pis/ un jour tu comprendras / un jour tu t’en voudras. / Elle me dit, t’es trop nul/ sors un peu de ta bulle/ Tu fais n’importe quoi./ On dirait que t’aimes ça/ pourquoi tu gâches ta vie. /Elle me dit.


Elle me dit/ t’as pas encore des ch’veux blancs / mais t’auras bientôt 30 ans / vaudrait mieux que tu te réveils. / Elle me dit/ tu es toujours un enfant / tu ne seras jamais grand / et moi je suis déjà vieille. Elle me dit / regardes un peu tes amis/ qu’est-ce qu’ils vont faire de leur vie / Il y a de quoi se foutre en l’air.


Elle me dit/ oui un jour tu me tueras/ mais c’est quand elle me dit ça/ qu’elle me dit un truc que j’aime. / Elle me dit danse.

Amanece que no es poco



Dir. José Luis Cuerda. 1989.

Para vos si aún no la viste.

Parra por Bolaño


"El que sea valiente que siga a Parra. Sólo los jóvenes son valientes, sólo los jóvenes tienen el espíritu puro entre los puros. Pero Parra no escribe una poesía juvenil. Parra no escribe sobre la pureza. Sobre el dolor y la soledad sí que escribe; sobre los desafíos inútiles y necesarios; sobre las palabras condenadas a disgregarse así como también la tribu está condenada a disgregarse. Parra escribe como si al día siguiente fuera a ser electrocutado".

 http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-7524-2011-12-05.html