Festival Escena 2011

Ya está a nuestra disposición la programación de obras, talleres y charlas que integrarán el Festival Escena de este año.

Recuerden: del 17 de septiembre al 8 de octubre.


Brook

En cuanto algo entra en una categoría, está mal: encasillar las cosas mata la vida, igual que sucede con una mariposa. En cuanto un alfiler atraviesa la mariposa, ya no es una mariposa. Es una mariposa muerta. Para llevar a escena una obra de Shekaspeare, uno sabe que es difícil evitar la trampa: impone un esquema mental, una idea. Por ejemplo, un actor que va a interpretar a Hamlet con una idea - "creo que Hamlet era la clase de hombre que..."- puedes estar segura de que eso ya a destruído a Hamlet, porque siempre hay que acercarse a las cosas al revés, llegando a una definición desde dentro mediante la exploración y el descubrimiento. Y, en cuanto llegas a la definición, sabes que la obra está muerta, así que tienes que romper la definción y volver a empezar.

**

No, no puedo hablar de las cosas reales y centrales que sólo se pueden expresar a través de la producción. Porque el motivo de hacer una producción es porque uno no puede decir lo que uno tiene que decir con palabras. Con palabras sólo se puede decir hasta cierto punto, y luego montas una producción. Por eso hay un abismo completo que los académicos y la persona teatral práctica no pueden llenar en relación a Shekaspeare, el idioma legítimo, no es la discusión, la descripción, el análisis. Es haciendo las obras como se descubren sus secretos, en la interpretación. Una vez que eso ha sucedido, puedes, como los demás, hablar de lo que crees que hay ahí. (p. 177)

Conversaciones con Peter Brook.
Margaret Croyden, Alba ed. Barcelona, 2005.

Nuevo taller de Serge Nicolai en Timbre 4.

La edad de oro.

Si disfrutaron Los talentos, no pueden perderse La edad de oro, donde de nuevo Jakob y Mendilaharzu brillan en todo su esplendor.

La última función dentro del ciclo Proyecto Manual del Rojas será este viernes 26 de agosto a las 23.30. Sala Cancha.

Después habrá que estar atentos para ver dónde se mudan y (re)encontrarlos.

Como siempre, un lujo.



La edad de oro
Dramaturgia y dirección: Walter Jakob, Agustín Mendilaharzu.

Con: Alberto Ajaka, Denise Groesman, Ezequiel Rodríguez, Pablo Sigal.
Escenografía: Magali Acha.
Iluminación: Adrian Grimozzi, Eduardo Pérez Winter.
Asistencia de dirección: Gabriel Zayat.
Productor asociado: Roberto Malkassian.

De Puertos Lejanos

Puertos Lejanos es un libro sugerente que rebosa sensibilidad y capacidad de observación, cualidades que resulta imposible no asociar al increíble talento de su autora como actriz, Norma Aleandro.

Dos botones de muestra. Regalo para este domingo soleado.


La riqueza

Voy desperdiciando oportunidades desde que tengo memoria. Es hora de que lo escriba. Lo sé desde hace tiempo y últimamente lo recuerdo cada vez que decido desperdiciar otra. El solo hecho de desperdiciar una oportunidad da plenitud al pensamiento de sentirme rica.
El desperdiciar la oportunidad me hace rica.
Tal vez la oportunidad me traería diversas venturas. Ninguna comparada a la satisfacción de no aprovecharla.

**

La medida

A la una, a las dos y a las tres. Nos acostumbramos a contar hasta tres para decidir una acción difícil de poner en marcha: zambullirnos en el mar, saltar desde la cornisa, beber el líquido de un tirón, echar a correr y correr y correr.
Es un acuerdo. Con otros o sin ellos.
Uno, dos y tres, allá voy. Uno dos y tres.
No uno. No dos. Sí, uno, dos y tres.
Es el tiempo justo que se necesita para resignarse a lo imposible.

**

Norma Aleandro, Puertos Lejanos, Temas Grupo Ed., Bs. As, 2000.


Décima Feria de Libros de Fotos de Autor.

Última semana para disfrutar de este evento anual organizado en Espacio Ecléctico. Se trata de una iniciativa de larga trayectoria que nos abre las puertas a muchos mundos posibles. A la feria llegan cientos de iniciativas tan interesantes como originales. Muchos de los libros presentados son ejemplares únicos e irrepetibles, realizados a mano, tijera, birome y pegamento en mano, por sus propios autores, con ellos conviven ediciones limitadas y obra publicada.

Recomendamos acudir con tiempo porque merece la pena recrearse en muchas de las obras presentadas. Hay propuestas que nos invitan a jugar, formatos que coquetean con el libro objeto, historias contadas en imágenes que se esconden en cajas misteriosas. Fantasear con el hallazgo, elaborar un relato para esa selección de imágenes, ejercitar el ojo durante unas horas en la contemplación de lo fragmentario como representación del todo. Historias de vida, memorias, diarios de viaje, temas convertidos en excusa, en fetiche, obsesiones, análisis de un objeto, de un espacio... Propuestas muy sugerentes y variadas que nos esperan.

Con la entrada se entrega un catálogo de la muestra. Ese catálogo funciona como guía pero también nos habilita para tomar los ejemplares y sentarnos tranquilos a disfrutar durante unos minutos de ese libro elegido.

Nos permitimos sugerir la búsqueda y contemplación de estos ejemplares... Invitando a explorar el mayor número de propuestas posibles.

- Imágenes en la memoria y Hermanos, de Gerardo Dell'Oro.
- La mirada, se Sara Facio.
- Vuelta a la manzana, de Sol Arrese y Lanfranco Ezpeleta.
- Un mes, de Martín Touzón.
- Blend de recuerdos, de María Belén Caramanti.
- Pequeña fábula de cualquiera el crimen. Expedientes, de Rodolfo Lozano.

Nuestra más sincera felicitación a la organización de la Feria.




Espacio Ecléctico. Humberto Primo 730.
HORARIOS: de jueves a domingos de 14 a 20hs.

Réponse de femmes.

Este video es de 1975 nada menos. Dirigido por Agnès Varda, de quien recomendamos el documental Los espigadores y la espigadora.


Tolcachir

- Hay bailarines extraordinarios que tienen una técnica sobresaliente, y hay otros mejores aún, a los que no se les ve la técnica. Parece que viven como bailan. A eso apunto con la actuación: a que no se vea la técnica. Hacer algo que sucede sólo ahí, en escena, requiere de toda la técnica del mundo. Pero hay que atravesarla para lograr una verdad.
-¿Cómo se logra?

-Lo que hago en los ensayos es incentivar el juego interno entre los actores. Hacemos una escena y probamos qué aparece para armar un esqueleto de pensamientos, de contradicciones. Es como si te dijera: "Pensá en irte y decidí quedarte". Nadie lo ve, pero son fuerzas contrarias dentro de la misma escena. Lo más importante es lo que no se dice, lo que pensamos, lo que me imagino que estás por decirme. Eso hace que el trabajo para el actor resulte muy entretenido, porque está jugando. Uno tendría que lograr (no digo que yo lo logre) que cada espectador sienta que descubre la obra, aunque todo esté armado.