Duras.




Gracias a Francisca Ure por rescatar este fragmento para nosotros.