Desde Delhi.

Recibimos este arrebato de optimismo y lo compartimos. Dedicado a todos los que están en pleno BARDO.