Volanteo inteligente

Nos llega información sobre una propuesta que trata de dar cierta estrategia, criterio y personalidad a una función tan básica e imprescindible como el volanteo. Todos tenemos nuestras dudas sobre la eficacia de ese mar de papelitos que inunda las mesas de entrada de los teatros, pero sigue siendo un modo de hacernos visibles, de estar ahí, una botella tirada al mar con la fe de que llegará a las manos deseadas.


Silvina Gristein ofrece sus servicios para facilitar la distribución de volantes prestando atención al tipo de obra, el circuito más conveniente, los horarios de funciones para entregar volante en mano al público de cada día, e incluso comprometiéndose a responder la tan difícil pregunta: "¿y de qué trata la obra?", habiéndola visto, es decir, volanteando realmente para elencos con los que establece un vínculo que justifica su compromiso más allá del pago de la hora por su trabajo.

Este es uno de esos pequeños ejemplos de iniciativas que nos sorprenden gratamente y que nos obligan a reflexionar sobre como no hay gestos pequeños en este raro rubro, todo influye, cada pequeña pieza contribuye al mejor funcionamiento del sistema.

Para más información contacten directamente con Silvina: silvinatortu@hotmail.com