La vida como un ring

Hay temporadas así. Tiempos raros y lentos con demasiada consecuencia indigerible. Llueven los golpes y no se ven venir. Estás contra las cuerdas, caes y nadie se toma la molestia de detener el combate.

Por suerte siempre tenemos a mano la cultura popular, los rituales básicos del luto y la resurrección.
A veces escuchar la banda sonora de Rocky ayuda.

Todos tenemos nuestro particular manual de fracasos al uso. Y se puede perder con mucho estilo. Y quizá después de un tiempo, ese estilo tenga algo de arte.

O no.

Pero sobrevives lo mismo.