Sobre la responsabilidad del artista

Jesusa Rodríguez: (...) Mucha gente dice siempre: "Los artistas que hablan de política no son artistas, son políticos, han dejado de ser artistas", a mí me acusan todo el tiempo de que lo que yo hago no es arte, pero la verdad, es algo que me tiene totalmente sin cuidado. Si no se llama arte, no me importa, no es algo que me preocupe, porque de años para acá la intención, al menos la que yo tengo para hacer mi trabajo, es sobrevivir en un país que ha sido muy humillado. (...) Si una revisa la historia de México y su situación, ve que lo que prevalece es el racismo, el autorracismo, la corrupción y la impunidad. (...)
Pienso que estamos viviendo en una decadencia como especie, como inteligencia humana y esa decadencia parte de nuestra incapacidad para entendernos como colectividad. Ante un proyecto neoliberal cada vez más individualista, hay cada vez mayor decadencia. Un artista que no está vinculado con ese colectivo me parece un artista que se masturba muy a gusto en su espacio privado, pero que no aporta, a mí no me interesa. (...) Para mí, el arte, más que ser una actividad vinculada o no a la política, es algo que te ayuda a poder seguir respirando en el lugar donde quieres vivir sobre la tierra.

Sesión 12 de la Escuela de Espectadores de Santiago de Chile, 2010.
El maíz y Liliana Felipe en concierto con Charles Darwin. Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe.