La dimisión de Alex de la Iglesia

Hace rato que los políticos del mundo están tratando de inventarse leyes para gobernar el espacio virtual sin mucho éxito. En España, Alex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine, ha anunciado su dimisión del cargo rechazando la futura regulación legal que pretende ejercerse sobre la libertad de circulación de contenidos. Una semilla de polémica y reflexión vaya.

... "Es cómodo hablar con los que te siguen la corriente: te reafirmas en tus ideas, te sientes parte de un grupo, protegido, frente al resto de locos que se equivocan. Por vez primera, aprendí que dialogar con personas que te llevan la contraria es mucho más interesante. Puede resultar incómodo al principio, sobre todo si eres soberbio, como yo. Pero cuando aprendes a encajar, la cosa fluye, y las ideas entran. En este país cambiar de opinión es el mayor de los pecados. Creo que tenemos instalado el chip de la intransigencia desde hace tiempo. Hablé de ello en mi última película. La única manera de arrancárnoslo es mirar a la cara a la gente y decir lo que piensas con el convencimiento de que puede no ser cierto, que puedes estar diciendo o haciendo una tontería. No voy a dejar de discutir, pero francamente, prefiero hacerlo como director que como presidente. Lo coherente es dejarlo." (...)


Nota completa: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Despues/gala/dimito/presidente/elpepucul/20110125elpepucul_9/Tes