Macri haciendo el mal muy bien.

Ya lo veíamos venir. Desde la caída del entrepiso en el boliche parlemitano sabíamos lo que se venía, una nueva redada a diestro y siniestro donde no rige ninguna cordura, lógica o DNU mediante. Si hace unos días, contábamos con el precedente de un juez dignificando los teatros independientes, hoy ya sabemos que son muchos los espacios que se están clausurando por el mero hecho de proseguir con sus actividades. A todos los que realizamos actividades culturales, llámense música, teatro, asambleas... nos están mandando el mismo mensaje: no se nos quiere en la ciudad. La misma ciudad que, de cara a lo políticamente correcto y al turismo, siempre alardea de su ominipresencia cultural, de sus iniciativas, de sus diferencias. Triste y jodido panorama. Sepamos que ninguno está a salvo. Al menos, estemos informados.

Transcribimos a continuación parte del email enviado por Marcelo Moguilevsky, tras la clausura del Café Vinilo.

***

"Hablar hoy día mal de Mauricio Macri es fácil.

Si tienen como yo un hijo en la primaria pueden dar cuenta de como esta administración embistió violentamente contra la escuela pública. Desactivó los aportes que se venía dando a las cooperadoras que hacían posible reemplazar un vidrio roto en un instante. Hoy, ese vidrio roto no cuenta con dinero sino con un 0800 que no llega nunca a tiempo.

Si tienen hijos en el secundario sabrán que no puso el dinero que supuestamente destinaría a que los colegios no se caigan a pedazos y nuestros hijos no se mueran de frío en invierno.

No olvidemos las escuchas telefónicas, la elección del Fino Palacios, las mentiras y el desprecio .

Ya ven , es fácil hablar mal de Macri.

Ayer no pude ir a trabajar. No pude expresarme tampoco. Mi derecho a trabajar y llegar a fin de mes, pagar decorosamente mi alquiler tocando música con Puente Celeste lo pulverizó Mauricio Macri quien , temeroso por la tragedia del boliche Beara, mandó a la calle a sus inspectores (que interrumpieron el concierto del amigo y colega Diego Schissi el miércoles 22 como si fueran un grupo de tareas de los años 70) y clausuró el Cafe Bar Vinilo, diciendo que comprobaban el perfecto estado de seguridad del establecimiento, que reunía todas las normas anti incendio, desastres y demás, pero que la orden era clara: NADA DE MÚSICA EN VIVO.

Y se cerró así otro de los muy pocos lugares que quedan en nuestra ciudad para hacer cultura. Un lugar por el que "casualmente" pasa la mejor música no comercial del país, con un cuidado por el músico inusual, un lugar que atiende a sus clientes en absoluto silencio para no entorpecer la música.

Mauricio Macri sigue cerrando espacios de cultura. De una cultura que nunca apoyó y que tiene a Buenos Aires dormida siendo miles los artistas que vivimos aquí.

ESTÁ BUENO, como diría el PRO porque el pueblo lo votó y ahora lo conoce bien.

El lunes 27 a las 13 vamos a cortar la Avenida de Mayo al 500 (frente a Casa de Gobierno) hasta que oiga nuestros justos reclamos. Será, como es de suponer, una manifestación pacífica pero sonora. Somos música, voz y espiritu de esta ciudad.

¡No nos silenció la dictadura, menos nos silenciara el Señor Macri!

Marcelo Moguilevsky.