Ahora que el año pesa como una tonelada

y todo es cuenta atrás
y no hay retorno
ni ganas de volver
ni más narices...

mis mejores deseos
a diestros y siniestros:
que no nos falte el pan
ni se caliente el vino.

feliz bla bla bla bla